miércoles, 10 de febrero de 2010

aniversario





Mi pequeño ha cumplido un año. Mi espacio virtual, mi pequeña válvula de escape donde compartir recuerdos y donde desmembrar pensamientos. Deuxdesucre se creó un día de esos en los que es necesario un giro de tuerca, un cambio, una ruptura y un comienzo.Se creó un 11 de febrero y por lo tanto es acuario. ( Y yo soy muy dada a los horóscopos y a la astrología, quizás porque es una ciencia abstracta y completamente carente de sentido lógico y a mí me fascinan las cosas incomprensibles. Yo qué sé, soy así.)Y ya se dice que acuario es el signo de la amistad y del altruismo. Su grito de guerra podría ser aquel de la Revolución Francesa (acontecida, curiosamente, casi al mismo tiempo en que fue descubierto Urano, el planeta regente de Acuario): "¡Libertad, igualdad y fraternidad!". Y así es, creativo, original e impredecible...y por eso necesito alimentarlo de motivaciones y alejarlo de la monotonía. No vaya a ser que se enfríe y que pierda el interés... 
Durante este año me ha servido de mucha ayuda, sinceramente. Expresar lo que ocurre por mi cabeza de forma pública, más allá de cuadernos y diarios me gusta. Me gusta compartir lo que ronda por mi cabeza en determinados momentos porque sé que son cosas cotidianas que pensamos todos en alguna ocasión y que al observarlas desde  cierta distancia pueden resultar más comprensibles. En ocasiones me expongo demasiado, soy consciente de ello, en muchas ocasiones me lo han comentado, pero no importa, no creo que la vida de nadie vaya a cambiar por nada que yo opine o muestre. Y me encanta leer comentarios de personas anónimas y ajenas a mi vida cotidiana para así poder discutir asuntos diversos y, si se puede, llegar a buenas conclusiones. (Me gusta discutirlo todo, para bien o para mal. Enriquece el alma. Alimenta el espíritu del saber, de comprender, de estudiar y de informarse.Y yo que soy muy curiosa...) Me arriesgo a recibir malas críticas, tanto por mi forma de ver las cosas, tanto por no saber expresarlas debidamente, pero bueno, yo no pretendo conseguir el premio Nobel de literatura, faltaría más... Y lo cierto es que las críticas son necesarias, porque siempre son constructivas y ayudan a limar asperezas que con el paso del tiempo se van formando sobre nuestra corteza mental. Y no son pocas.
Por eso y por tantas cosas más: por mostrar mi universo, por ver como voy creciendo y como voy afrontando el día a día, por reunir canciones y sensaciones y por descubrir sentimientos; por eso hago todo esto. Es fácil.
Haciendo una regresión al principio del blog, veo un antes y un después. La misma esencia pero en un envase distinto. Y más ahora que estoy en pleno punto de inflexión en lo que llevo de vida. Y más ahora que me siento mucho menos frágil y vacía que meses atrás. Es increíble lo que cambian las cosas en espacios de tiempo tan pequeños. Es genial todo lo que estoy aprendiendo, todo lo que voy superando y todas las metas nuevas que me voy proponiendo. Tenía ganas de romper con todo, de superar esta barrera de rutinas y desavenencias que se cernía sobre mi vida. Y ya era hora. Ya era la maldita hora de desperezarme y de aprender a disfrutar de la vida, de dejarme sorprender y de dejarme llevar por los acontecimientos imprevisibles que van surgiendo.
Me sumergí en el caos, creí volver a flote por algunos instantes, pero no, me engañé. Ahora, a las puertas de una nueva vida y de nuevas emociones me doy cuenta de que me estaba equivocando, de que esto era lo que yo necesitaba y anhelaba, esto. Nada de sentimientos confusos, ni de amores volátiles... Necesitaba volcarme en mi vida, no en la vida de nadie. Necesitaba gritar y reír y conseguir la fuerza necesaria para volar, para cambiar. Necesitaba ser como ahora, pero eso antes lo desconocía. Necesitaba alcanzar mis sueños, mis metas. Aquí están, aquí. A escasos kilómetros pero a cientos de años luz de mi anterior etapa. Igual existen más cambios, no lo dudo. Pero presiento que éste va a ser uno de esos importantes. Ese que te hace persona adulta, ese que te hace libre.
Y por fin me comprenderéis.
Y desde aquí os saludaré, como siempre.

Soy Ales y éste es mi pequeño universo. 



Feliz aniversario.

5 comentarios:

  1. Feliz cumpleaños.

    Y ánimo en tu nuevo paso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Eres maravillosa... los días que no escribes me siento rara, vacía, como si me faltara algo...

    ...palabras, alguna veces de rabia, soledad, libertad, felicidad, amor... con las que me siento muchas veces reflejada en ellas.

    Muchas gracias

    Ah! Y feliz cumpleaños.

    ResponderEliminar