viernes, 19 de febrero de 2010

En los tiempos en los que vivimos todo es de usar y tirar. Todo se estropea más rápido. Todo caduca más deprisa. Todo. Incluso las relaciones humanas. La mayoría de las  amistades se pierden con el paso del tiempo, los amores se marchitan a velocidades de vértigo y los sentimientos varían dependiendo del día. Y así con todo. Esta sociedad de consumo impulsivo de bienes materiales se está adueñando de nuestras vísceras. Nos aburrimos de todo, nos engañamos con la vida. Y somos cobardes. Y no sabemos luchar, ni reconstruir, ni arreglar. Preferimos estrenar a intentar reparar. Y a mí me parece una lástima, porque hay cosas difíciles de encontrar que se pierden por no pretender llegar a una solución. 



¿Algo se estropea? -"Bah, ya me compraré otro nuevo..."
¿Un amor no funciona del todo? - "Bah, ya encontraré a otra persona..."
¿Un amigo nos decepciona? - "Bah, tengo más amigos..."





(no todo funciona igual siempre, porque todos somos distintos... no estamos fabricados en serie como para poder reponer nuestra ausencia... por mucho que lo creamos que se puede... ¿Por qué tiramos la toalla?¿Por qué no luchamos un poco?¿Por qué preferimos renovar en vez de mantener cuando podemos hacer las dos cosas?...)


You are the light. Jens Lekman.

4 comentarios:

  1. qué exacto eso que escribiste .
    siempre me quejo de lo mismo...
    no estamos fabricados en serie, y sin embargo... andamos todos cosificados

    ResponderEliminar
  2. que razón tienes alejandra! me encanta el texto y tu música! i follow you! ;D :D

    ResponderEliminar