jueves, 10 de febrero de 2011

Es increíble como pasa la vida...
Todo llega y todo se va...
Todo se transforma...



Y mi gilipollez sigue siendo EXACTAMENTE LA MISMA.

3 comentarios:

  1. pues nada, hija.. a madurar

    ResponderEliminar
  2. si, nuestra estupidez es inamovible. qué bien! qué completo el género humano

    ResponderEliminar