jueves, 26 de noviembre de 2009

Duendes que atrapan sueños

Hoy he soñado. Sí, por fin. Le he pegado un codazo al hombrecillo invisible que todas las noche se sentaba en mi mesilla con su caña de pescar y me dejaba sin sueños y una vez en el suelo le he maniatado con un cinta adhesiva y le he puesto un pañuelo en la boca para que no me moleste nunca más. Tácticas de autodefensa. (Menudo pesado, alimaña sin escrúpulos...)

He soñado y estoy feliz, como nueva, como a estrenar. Como si me hubiesen empaquetado con celofán de colores. Gracias a mi pequeño viaje mental he encontrado mi genio en un cajón, mi dignidad entre la ropa sucia y mi astucia dentro de un tarro de cristal viejo, en la despensa. Lo cierto es que con el desorden que ahora mismo reina en mi habitación me daba una pereza terrible ponerme a buscar mis miserias, pero el sueño me ha localizado su escondite. Ahora sólo me falta encontrar el coraje, el valor y la seriedad.MUY BIEN.





(eureka, eureka, eureka!!!)

2 comentarios:

  1. Ánimo!!

    http://sandrusworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los ánimos, pero no me pasa nada...
    :)

    ResponderEliminar