jueves, 18 de noviembre de 2010

Y lo que no sabes es que ayer, mientras dormía, apareciste en mis sueños. Pero no tengo el valor suficiente para contártelo y mucho menos, para decirte que ocurría en él...
Además tan siquiera sé si tú estás dispuesto a escucharlo.
Pero te puedo decir que era lo más fantástico, sugerente y especial que he soñado en mucho tiempo, de hecho, creo que es la primera vez que he soñado algo así.
Me haces sentir bien. Me haces tener ganas de ti. Demasiadas ganas.

1 comentario: