viernes, 24 de septiembre de 2010

Frivolidades para ti, para él y para ella. Más que pereza me producen ataques de narcolepsia. Yo no estoy aquí por nada ni por nadie. Yo no me bajo las faldas ni me como el orgullo a cucharadas soperas. Yo no hago esas cosas. Yo trabajo, observo, analizo y guardo todo aquello que sé que puede beneficiarme en algún momento. No soy una chica lista, de hecho creo que soy más torpe de lo que aparento. Cosas de la vida. Me va más el pragmatismo, eso me gusta, me gusta mucho. Actuar conforme los problemas van apareciendo, resolverlos rápido de la manera más eficiente y locuaz. ¿Para qué demonios ahogarse en el futuro? Las cosas como surjan... sólo hay que estar preparado para cualquier movimiento.  Guardarse un as bajo la manga, bajo la mesa, bajo la almohada, bajo la camiseta. Que te aplaudan a ti si prefieres,... esos aplausos se esfumarán sigilosamente tal y como llegaron en algún momento. ¿No te das cuenta de que tu vida es un puñetero fraude?
Reacciona, reacciona demonios. Actúa de una puñetera vez. Pero no te ahogues en el vaso de agua. Está vacío. Así que no intentes convencerme con aquello de que está lleno. No lo está. Está tan vacío como tú.

2 comentarios:

  1. Me encanta lo que has escrito, me siento muy identificado...

    Un saludo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Puñetero es un adjetivo que dice mucho

    ResponderEliminar